4/11/11

Yo sólo creigo en una estrela

Yo sólo creigo en una estrela

No entiendo a crueldà
feita de roca, feita d'escarnio,
feita de tierra.
No comprendo a inozenzia
plena de penas.
Si a dolor s'estiende,
si a suya estensión ye mayor
que toz os universos,
allora cal buscar un'altra esenzia.

¿As estrelas chigans, os planetas
muertos, as nebulosas,
os foratos negros?
Sin una luz santa que veila,
cosa, cosa son, zenisa
en a nuei ziega.
Solamén os amors cuentan.
A la fin, solamén un Amor reina.
Os mundos que naxen y mueren,
si no emparatos en a Vida,
son suenios d'impotenzia.
Materia, yo no t'adoro,
si desligata d'o Esprito d'a Belleza.
Que en tu creigan
los que creyen en condenas,
en cadenas sin a luz d'a libertà.
Que te quieran con delera
los que buscan fruitas bofas.
Materia, dengún sentito tiens,
si desligata d'a fuen de l'augua eterna.
En tot nos amuestras os signos d'a no-cosa,
endrezeras que de contino menan
enta mundos de chelo, entas fornos y fogueras
y miraches que perén engañan y nos creman.

Nunca la materia, desligata d'a Conzienzia,
será niedo compasivo, nunca aquí
estará la casa nuestra,
nunca la suya esistenzia
vana, sin a medolla de l'Amor,
tendrá un gramo de valura
u polideza.

Yo no t'adoro, falso
espectaclo de purnallos y flameras vuedas.

Yo solamén creigo en una estrela
infinitamén más gran que tot lo visible,
infinitamén más noble,
infinitamén más bella,
que solamén o Silenzio aima y deseya,
que dellá d'este infierno, d'esta guerra,
ilumina os campos d'amor
de l'Alma eterna.

Chuan Chusé Bielsa

4/8/11

Allagas amarillas

Allagas amarillas - Foto: Chuan Chusé Bielsa

Allagas
Foto: Chuan Chusé Bielsa

Allagas amarillas

Arrodiada por los curtos, verdes
trigos de la primavera,
la casetica de piedra, solenca,
sin puerta, en su olvidada isleta,
acubillando pajàros
en sus escuros, radidos maderos,
y amostrando por defuera
los jardines más bonicos:
las olores, las colores de los cielos
aquí van arrujiando su Silencio, azulencas
estrellas perfumadas son aquí
las flores del rumero, las sierras
como l'agua d'una fuente
van gotiando una frescor
de paraísos. Y cerqueta
de la piedra centenaria, solecicos
d'asperanza en luminarias
que recrean la esistencia,
la vantan, solecicos sin lumèro,
más floretas de los cielos, las chiquetas
u grandes sospresas de la vida,
un milagro pa' los ojos de los ciegos:
allagas sobre allagas amarillas.

Chuan Chusé Bielsa