11/25/11

Poema de Juan Ramón Jiménez

Inverosimilitù

Sí, a inactualidà. Vivir perén una vida
de dimpués u de nunca, ponién d'iste puerto.

Amor en ropas y farchas esdevenideras.
Sentito diferén, más allá, d'os besos.
Salitas cansas, en maitinadas de plevia,
de bailes de ziudaz que no están en o tiempo.
Ritornos con mullers no naxitas encara
_¿por qué muelles?_,
en o sol amariello de ¿qué tardis d'ibierno?
Sospiros dobles en o chardín, por paseyos
qu'encara son peña, baxo cantas d'alodas
qu'encara son suenios.
Veilatas pensarosas baxo ¿qué nuevas lampas?
qu'enchegarán atros didos t'atros güellos.

Sí, a inactualidà. Vivir perén una vida
de dimpués u de nunca, augua d'iste disierto.

Juan Ramón Jiménez
Traduzión feita por Chuan Chusé Bielsa

11/10/11

Fablan aragonés

Lengua d'Aragón

Toco lo corazón tuyo,
país mío.

Ye como si tocase
o zielo más altizo,
como si amorosiase
a sers que nunca han muerto,
perén vivos; nunca
se'n son itos.

Siento cómo as venas
y o trallo y as fuellas
d'o ser mío
van aimando a tardada
d'os más vivos.

Fablas en aragonés
tierra mía.

Lo fan as oliveras tuyas
en os sasos, u en pitañars
que sólo los poetas aimamos.

Lo fan os disiertos
en que o tuyo zierzo va cantando.

Lo fan as boiras en o lusco
cuan chugando van rezando.

Lo fan as estrelas allá alto
cuan o Misterio va charrando.

Lo fan os casetons
xublidatos, ya escachatos,
ya sólo ricuerdos, a o canto
de camins que marchan ya ta cutio.

Lo fan os trigos
intimos d'as varellas
cuan los besan os labios
de l'airera, enamoratos.

Lo fan as casas con alma,
dende o barandau a o escalerón,
dende as falsas d'o zielo dica os patios
frescos como augua, dende as parez
azulencas d'as cambras dica os almarios
silenziosos y escoscatos,
con perfumes y bellezas y tactos
de muller.

¡Ai!, a tuya alma tierra mía
perén, perén, perén charrando
en ista lengua de Silenzios,
en ista fuen pura de vida
que o buen Dios nos ha dixato.

La fabla o sol que, a bonico,
entre pilars amarillencos
en os mases, parexe que va marchando,
y as cosetas suyas replegando
nos diz adioses, tot tristacho,
sólo ta renaxer sin taca,
con amor, maitín y siempre,
en cada amanexer, abrazando-nos
de nuevo los suyos rayos d'amor,
o suyo corazón sin fin,
como en un templo echipzio,
camín d'a eternidà.

Chuan Chusé Bielsa

10/9/11

Solo lo sol de l'Alma

Solo lo sol de l'Alma

O día ye zarrando
los suyos güellos.
Purnetas en a cambra
fosca. ¡Qué pocos ya quedamos!
Unas ultimas mans aparando
a ultima calentor.

Solo lo sol de l'Alma.

A tardada, qué larga
parixeba, s'endormisquiaba
aparando as rayadas
d'un sol que s'eslanguiba.
As oras se bandiaban
en as olas d'o silenzio.

Solo lo sol de l'Alma.

Rematan en o día
as zagueras luminarias.
En que o sol s'amaga
astí ye a luna, perfecta
ostia que a bonico puya
sobre a montaña sacra.

Solo lo sol de l'Alma.

Qué eterno lo tiempo
parixeba. En o maitín
teneba la cara fresca de l'augua
u a clara ilusión d'un nino.
Y a o meyodía cremaba,
tot pleno de flamas furas
que contra o mundo luitaban.

Solo lo sol de l'Alma.

Remató lo día, a o cabo.
En o fogaril s'amortoron
as estrelas d'o calivo;
solenca quedó a casa
en que vivié. S'amortaban
una a una las estrelas allá luen.
S'amortó a la fin a nuei, se tornó blanca.

Solo lo sol de l'Alma.

Chuan Chusé Bielsa

9/3/11

Contemplazión

Foi silenzio

Porque me cal curar
muitas feridas
yo foi silenzio.

No enchego a radio, no veigo
a televisión. Tampó
no leigo.

Cosa no foi.

Contemplo,
y ya ye prou.
Voi escoscando lo tiempo
de roídos, de deseyos.

A vegadas uno
escribe ta uno mesmo
u ta lo zielo,
y un siñalín replega
d'a voz que clama
en os disiertos.

(Iste poema
no será guaire luengo,
será prou curto,
umilde,
fendo silenzio.)

Me'n voi
enta o país secreto
do viven vivos y muertos.
Una parola en orazión,
cuasi muerto lo yo,
siembro en o zierzo.

Yo sólo soi
canso guerrero,
canso de sangre y dolors
en os espiellos.

Porque me cal curar
muitas feridas
(que l'alma tiengo
tresbatita entre boiras, suenios
y milenta inútils pensamientos)
yo ya aturo, a la fin;
en calma aspero.

Porque me cal sentir
a o ser que yo más quiero,
a voz d'a mía aimata,
yo foi silenzio.

Chuan Chusé Bielsa

8/17/11

Poesía en aragonés ribagorzano

Cleto Torrodellas, poeta en ribagorzano

Cleto Torrodellas (1868-1939)
Poeta en aragonés ribagorzano

El banco viejo de los viejos

Banco de llosas gastadas,
banco de la pllaza'l sol
que das entrada a los viejos
como per escalafón.

Onque me causes tristeza
ya fa años que te me miro:
per un lau te tiengo miedo,
y al mismo tiempo cariño.

Tiengo los sesenta y cinco
y los tiengo prou gastados,
y viengo a pedí la'ntrada
como los demás ancianos.

M'acordo, fa muchos años,
de cuan eba yo zagal
ve aquí asentau a mi agüelo
con otros viejos hablán.

Yo pasaba enta las monjas
corrén, perqu'eba travieso,
y mi yayo me llamaba
pa mocame y dame un beso.

¡Cómo van pasá los años!
M'está parecén un sueño:
como si hablasen d'ayer
y hoy ya soy aquel viejo.

Ya m'he d'asentá en el banco
per sé pesau está drecho,
y a los fillos de mi filla
tamé los moco y los beso.

¡Oh, cadena misteriosa
que del otro mundo'stira,
que ñ'hay pa siglos y siglos
y may la verén rompida!

La chen pedrica a su antojo,
s'escita la cencia sabia:
que si blanco, que si negro,
¡y ninguno sabe nada!

El misterio d'este mundo,
no mo'y tenín qu'empeñá,
que nomás lo sabe ben
el que fa llové y nevá.

Lo acertau é el sé güenos;
esto, per ley natural,
en esta y en la otra vida
may nos podrá salí mal.

¿Que nos llama'l otro mundo?...
No mos dé ninguna pena:
lo mismo al pobre qu'al rico
los engancha la cadena.

Y no se pensen aquels
millonarios de cuantía
que allá tendrán influencia
lo mismo qu'en esta vida.

Ya pueden ixes ricazos
fé entieros con elegancia,
con dos docenas de curas,
coronas y cajas majas.

Y pueden posaye'ndentro
adrezos d'oro y de plata,
que si llevan l'alma negra
u de pecados manchada...
con tanta fanfulería
como si no fesen nada.

En el cielo no rellucen
adrezos d'oro y de pllata;
allá lo que más s'aprecia
é una alma pura y santa.

Y podría dase'l caso
qu'en el banco de la pllaza
ñ'heiga unos ancianos pobres
con una alma llimpia y sana.

Ya m'estoy imaginán
cuan un rico allegue al cielo
y que San Pedro le diga:
- ¿Qué se ofrece, caballero?
- Pues vengo a vos a deciros
que me ha tocado morir
y que con vuestra influencia
me coloquéis bien aquí.

Medio millón de pesetas
he dejado para misas
y medio más para coches,
caja, coronas y cintas.

- ¡Oh señor, mi buen señor!
con eso no hacemos nada;
para buen sitio en el cielo
es según como está el alma.

Daré parte al Soberano
como hago cada día,
y Él le dará la sala
que usted tenga merecida.

Y podría dase'l caso
qu'aquel rico millonario
tienga su puesto en el cielo
más malo qu'un desgraciado.

En este mísero banco
apenas se y senta un rico;
esto lo viengo oserván
desde que yo eba muy chico.

Aquí s'asenta'l inculto,
los que no'stán ilustrados
y los que producen siempre
ín per el monte arrastrados.

Conque nada, compañeros,
pecho alante y preparamos;
no tiengán miedo a morí,
que Dios a los desgraciados
mos guarda muy güenos puestos
si semos güenos y honrados.

No más me queda alvertí,
esto pa los chovenastros,
que respeten ben las canas
y conserven estes bancos
pa asentase cuan les toque
como nos toca a nusatros.

Cleto Torrodellas

• Poema escrito por o poeta ribagorzano Cleto Torrodellas (1868-1939) en 1933. O poema amanexe en o libro "Cleto torrodellas - Versos y romances en ribagorzano", publicato en 1979 por o Consello d'a Fabla Aragonesa, con introduzión, notas y vocabulario de Francho Nagore.

8/2/11

Omenache a l'árbol

Azarollera

Azarollera
Foto: Chuan Chusé Bielsa

Eslicho eslechir

Y eslicho a condizión d'árbol.
Porque mincha luminarias.

¡Qué goyo almorzar transparenzias,
minchar pura luzidez,
zenar luscos de narancha!

Y con tot ixo ir devantando
a verdor y a guambra
y a boira rara
que ye toda cocoroza
do s'amaga la canta
d'os paxaros.

Agora no me vaga,
pero dimpués, en que me'n vaiga,
seré lo que he eslechito:
radiz, trallo, fuella, rama.

Joaquín Araújo
(d'o libro Árbol)
Traduzión libre feita por Chuan Chusé Bielsa

7/28/11

Poema d'amor

Eternamén aimando

Muller ya en a luz,
eternizata en a contemplazión.
Estamos chuntos
_dengún no lo creyerba.
Aquí os luscos
son tan bonicos, de colors
desconoxitas
_asinas los querebas.

Muller en labios de plevia.
Nos besamos _l'alma
ye piel sotil.
Tot eba rematato
_u ixo parexeba.
A nuestra nau lexana, yo no sé
en qué mars naufragarba,
yo no sé en qué plachas nocturnas
se quedarba adormita,
baxo qué constelazions. Agora
nos güellamos, perplexos.
Estamos vivos.

Muller en paz, yéranos ibierno
y aquí estamos de nuevo,
en ista yerba alumbrata
por yo no sé qué luminarias,
en no sé qué chardins, a o canto
de yo no sé qué plachas,
aquí estamos agora, zelestes,
chóvens sobre frescas rosadas,
enguerando carizias,
entre l'amor aunitos. Allá luen
columbramos estrelas no naxitas,
no muertas, sin tiempo, aturatas,
mundos perditos.

Yo no sé
en qué luna remota
nos estaremos aimando.
Res no sapébanos
d'iste país sin nombre, miragloso.
Pero nos queremos en silenzio
y no calen preguntas. Pued'estar
que siga o país en o que tot naxe
cuan tot parexe que remata.
Ixe poderba estar o sentito d'as cosas.
Pero callamos, y fablamos sin parolas.
Constatamos: nos amorosiamos
en que amanexe. Ixo ye tot
y ya ye prou.
Y asinas está bien.
Agora podemos
inutilmén aimar-nos
sin porqués, viacheando en l'amor
a traviés d'os espazios.
Qué polida, qué polida la tuya polideza
_eterna parexeba y eterna yera.
Yo no sé describir-la. Pero te beso
en a fren, como a una novia iluminata.
Qué bonica la tuya mirada. Yo no saperba
definir a suya luz
_pero beso los tuyos güellos.
Asinas que o tuyo amor
yera más fuerte que a no-cosa.
Cosa dizibas.
A tuya choventù yera más fuerte
que o tiempo y que os días.

Agora nos besamos,
nos creyébanos viellos y agora
nos besamos, como enamoratos
en o mesmo empezipio d'os tiempos.
Asinas que yera zierto:
bi eba vida dillá
de toz os naufrachios.
Bi eba un atro tiempo
dillá d'o tiempo, uns atros besos
dillá d'a mar gran, un atro amor
que eternamén yera aimando,
que eternamén renaxeba cuan o sol
parexeba aber-se afogato
ta cutio entre as auguas.

Chuan Chusé Bielsa

7/26/11

Poema curto en castellano-aragonés

Mas escachau

Mas escachau... Royenco
el cielo, el sol ya va marchando.
Suave airecico el saso va besando.
Cantas silenciosas de pajàros.

Chuan Chusé Bielsa

7/22/11

Poesía en aragonés

Divina fabla

También os muertos
quieren poemas nuevos
en a fabla que charroron,
y perén buscan a cantaires
sobre as tierras que aladraba
o suyo amor.

Apara os güellos de l'alma
como una ubierta saca,
u como en a fuen una cantara;
en calma, si no tiens priesa,
si fas silenzio, si yes poeta,
sentirás charradas, por exemplo,
entre as aireras. Si te cuaca,
si en un inte ya no yes
que poesía sin más ansias,
podrás ir escribindo bel poema
caminando sobre o zielo
u sobre as auguas.

También os muertos aiman
a poesía, anque siga
perén una poesía chirata
enta lo eterno,
sin más tresoros viellos,
sin más bofas asperanzas
_ya lo vendioron tot
ta comprar o campo que no engaña.

¡Qué vivos os muertos!
Quieren y buscan sin cansera
poemas y más poemas
en a lengua en que fablaban,
en a lengua en que alentaban,
en a lengua en a que aimaban,
ta cantar-los y cantar-los
de contino en ixa casa
que nunca no ye viella ni s'espalda.

Poeta, tu que en as altarias
también vives, también cantas,
bien lo sapes: allá bebes
entre que aimas, bien fresqueta,
la más pura y la más clara
Poesía,
en a mesma fuen de l'alma,
de tot amor.

Chuan Chusé Bielsa

4/11/11

Yo sólo creigo en una estrela

Yo sólo creigo en una estrela

No entiendo a crueldà
feita de roca, feita d'escarnio,
feita de tierra.
No comprendo a inozenzia
plena de penas.
Si a dolor s'estiende,
si a suya estensión ye mayor
que toz os universos,
allora cal buscar un'altra esenzia.

¿As estrelas chigans, os planetas
muertos, as nebulosas,
os foratos negros?
Sin una luz santa que veila,
cosa, cosa son, zenisa
en a nuei ziega.
Solamén os amors cuentan.
A la fin, solamén un Amor reina.
Os mundos que naxen y mueren,
si no emparatos en a Vida,
son suenios d'impotenzia.
Materia, yo no t'adoro,
si desligata d'o Esprito d'a Belleza.
Que en tu creigan
los que creyen en condenas,
en cadenas sin a luz d'a libertà.
Que te quieran con delera
los que buscan fruitas bofas.
Materia, dengún sentito tiens,
si desligata d'a fuen de l'augua eterna.
En tot nos amuestras os signos d'a no-cosa,
endrezeras que de contino menan
enta mundos de chelo, entas fornos y fogueras
y miraches que perén engañan y nos creman.

Nunca la materia, desligata d'a Conzienzia,
será niedo compasivo, nunca aquí
estará la casa nuestra,
nunca la suya esistenzia
vana, sin a medolla de l'Amor,
tendrá un gramo de valura
u polideza.

Yo no t'adoro, falso
espectaclo de purnallos y flameras vuedas.

Yo solamén creigo en una estrela
infinitamén más gran que tot lo visible,
infinitamén más noble,
infinitamén más bella,
que solamén o Silenzio aima y deseya,
que dellá d'este infierno, d'esta guerra,
ilumina os campos d'amor
de l'Alma eterna.

Chuan Chusé Bielsa

4/8/11

Allagas amarillas

Allagas amarillas - Foto: Chuan Chusé Bielsa

Allagas
Foto: Chuan Chusé Bielsa

Allagas amarillas

Arrodiada por los curtos, verdes
trigos de la primavera,
la casetica de piedra, solenca,
sin puerta, en su olvidada isleta,
acubillando pajàros
en sus escuros, radidos maderos,
y amostrando por defuera
los jardines más bonicos:
las olores, las colores de los cielos
aquí van arrujiando su Silencio, azulencas
estrellas perfumadas son aquí
las flores del rumero, las sierras
como l'agua d'una fuente
van gotiando una frescor
de paraísos. Y cerqueta
de la piedra centenaria, solecicos
d'asperanza en luminarias
que recrean la esistencia,
la vantan, solecicos sin lumèro,
más floretas de los cielos, las chiquetas
u grandes sospresas de la vida,
un milagro pa' los ojos de los ciegos:
allagas sobre allagas amarillas.

Chuan Chusé Bielsa

3/14/11

Poema en castellano-aragonés

Agüica alta

Yo sueño con falsas perdidas.
Amoroseo recuerdos mientras soles
muy lentos avanzan, radiendo
los suelos sin tiempo.

Yo espero en tardadas
muy largas la venida
de gatas ya muertas; aquí s'adormiban
entre pingos viejos, cerquica del cielo;
cantaba un pajàro, soñando, sus sueños;
sus nanas bonicas cantaba bajico,
en Silencio.

Yo espero,
cuando las llovidas
mi corazón arrujian con sus dedos,
cuando un oreo fresco de gotas
recorre la soñera de las calles
disiertas, dejando tactos humèdos,
su eco...
que el cierzo,
chupido, me traiga de lejos
caras y perfumes, mis amores viejos.
Mi hortal está siempre sospirando
_sus sulcos resecos_
por mi agüica alta.

Con falsas perdidas yo sueño.
Amoroseo recuerdos, presencias
de seres que viven en l'alma.
Yo espero...
Yo vivo perén en tardadas
muy lentas, muy largas,
amando perén en secreto,
cada día más,
todo lo que amaba,
lo que yo más quiero.

Chuan Chusé Bielsa

2/14/11

Sobre pintura y meditazión

Espelunga d'o silenzio

Espelunga d'o silenzio
Chuan Chusé Bielsa (2001)

Espelungas de contemplazión

Ya fa bel tiempo, o tema que predominaba en as mías pinturas yeran as espelungas. Espelungas plenas de silenzio, de susiego, de contemplazión. En reyalidá, son ochetos u artularios ta meditar, ta prebar d’apercazar bella chisleta d’a mar interna de serenidá.

¿Son espelungas reyals? No, ixo ye claro. Nunca no agafé dengún modelo ta pintar-las, ni muito menos teneba en mente, entre que las pintaba, denguna espelunga esistén en dengún puesto d’a Tierra. No son espelungas que pertenexcan a iste mundo. No son chuegos efimeros de luminetas, reflexos, guambras acotolando-sen de contino. Si as mías espelungas pueden ofrexer a begadas un tinglar de brilos u guambras aparenmén fenomenicas, no son que simples recursos d’arte, no buscan achustar-sen de traza coderén a os regles que a presunta reyalidá imposa a tot, u a lo menos no consideran como alazet firme, u definitibo, ixa reyalidá. A begadas, he puesto prener-ne bels escais u retallos como simple punto de partida, como desincusa que enchega la flama d’o prozeso creyatibo, pero nunca ixa reyalidá esterna ye estada punto d’arribada; puedo chugar con os suyos fenomenos, pero deseyarba profundamén que os autenticos zeprens d’a mía creyatibidá y as suyas resultas, as obras, tenesen una primera chustificazión en o mundo d’o esprito.

Cuan pintaba beluna d’as mías espelungas, en bella tardi pleniza de luminaria, azulenca, con o sol dentrando a churros por as amplas finestras d’o estudio, reyalmén s’escolaban libres as oras por un río de silenzio, fluiban calmas en contauto con auguas d’ensuenio, con granizos paisaches interiors, con tierras y mars y disiertos que nunca no esistioron ni esistirán en denguna cheografía. Yera un mundo de contemplazión autentica, sin de mentira, l’acto de pintar yera empliu d’a sinzeridá que atorga berdá a las cosas, y creigo que ixe acto de pintar, ixe noblismo exerzizio d’a pintura, serba ta yo sin dandaleos muito superior, como esperenzia, a la que resultarba d’o feito de besitar cualsiquier espelunga reyal.

¿Ta qué una espelunga marina como paradigma d’a nuestra radiz espiritual? ¿Ta qué ixe enfasis en a meditazión y o silenzio? Ni tan sisquiera poderba dizir reyalmén que as mías espelungas son “marinas”, que en ellas bi ha cantals umedos u auguas... A mar que cuasi siempre s’endebina u aparixe como fundo poderba perfeutamén ser un gran disierto, u o yermo aragonés, ideyalmén infinito, o mío berdadero mundo. As mías espelungas son sobre tot, como ya he socherito, un trasunto d’o silenzio interior. Astí bi ye a bena d’o mío intrés reyal. Iste silenzio prebo de buscar-lo en una mar solenca en meditazión, u en as rocas adormidas en un ambién de paz, u en un orizón de mapas interiors, con isletas, paxaros d’o suenio, plachas primichenias. As mías espelungas son o destino d’un biache que cosa tien a beyer con un biache mundano. Y como ya se dizió son ilocalizables. Anque bien poderban trobar-sen en a Tierra y en Mar d’os Suenios, en una Tierra Berda Soniata, u en Zipango u Catai prexinatos, u en as antigas Islas d’as Espezias, u en os nuestros machicos Pirinés, an perén abitaba o Silenzio, u en a plana infinitamén singular y misteriosa d’os nuestros Monegros, do lo yermo aragonés se torna en mar y simbolo de l’alma aragonesa.

Chuan Chusé Bielsa (2007)

2/8/11

Poema en aragonés 21

Cuan ya la Tierra

Y bel día
esta Tierra será parellana
a os suyos chirmans: planetas
ardiens u chelatos
sin vida sofrindo.

A Tierra, inutilmén, vueda,
continará chirando
en os espazios
como Mercurio, muerta,
como Venus, cremata,
como un Marte sin promesas,
como Chupíter, frustrato
sol arrullando a suya rabia,
como un Saturno con polidezas
falsas, como Urano, baruquiando
adormito baxo fredas mantas,
como Neptuno, azulenco pantasma,
como Plutón y o zinto de Kuiper
zarrando a trampa.

Cuan ya la Tierra no siga
que una solenca gavia,
cuan ya os sers sigan libres,
allenos a una inmensa guambra
inmerexita, cuan ya tot viva
defuera d'un forno en royas flamas,
cuan ya cosa no naxca
dende un vientre de punchas y agullas
de materia, cuan ya cosa no creme
en este fuego, allora no bi abrá
ya más dolors ni muertos,
ni ricos ni pobres,
ni esclaus ni amos,
ni reis ni vasallos,
ni chóvens ni viellos,
ni vidas ardendo
en a leña d'o tiempo,
as almas ta cutio vagando
en Silenzio, aguaitando
luen, muito luen, l'antiga nau
infernal de deseyos,
a Tierra disierta rodando
de vez rusién y chelando,
a Tierra chilando
dolors recordando, perén resonando
chilos de terror y angunias sin mida
en cada cantón d'a casa d'o diaple, eternizando
zenisas, glarimas antigas
ta cutio gotiando, gotiando
sobre os campos feitos de mirallos,
sobre os campos dolorosos d'a mentira.

Chuan Chusé Bielsa

2/1/11

Poema en aragonés común

Labios d'aquel sol

Esta soledà, este silenzio,
esta airera, esta frior
vienen con olorías
de recuerdos.

Soledà, silenzio...
Aquí as parolas ya no sirven
guaire, no son que ferrunchons
y trastes viellos.

Yerbas salvaches como cabellos
en o viento, amorosiatas
por mans, labios d'aquel sol;
yo vos remero.
Yerbas besatas
por as rayadas de calor
d'o suenio, aquí vos tiengo.

Sí, ya sapemos,
a Tierra s'amortó
ta qui ya no teneba más tiempo,
anque siguió chirando, rodando,
perén rebutita de deseyos,
milenta estrelas orando
sobre os fuegos y os chelos.

Dimpués d'o viache
en o silenzio
aquí alentamos con atras
asperanzas y perfumes nuevos,
aquí entre atras flors
perén aguaitamos atros zielos
sin boiras rusiens,
sin paisaches de lava torturata;
Venus no brila, como un aniello,
cuan o día remata
u va naxendo,
no engaña a suya luminaria.

O sol viello
parexe agora una estrela amortata
entre infinitos negros;
dende un Neptuno azul
yera un puntet de luz que, cuasi ziego,
adiós iba dizindo
clucando güellos muertos.

Agora: atros besos
d'un atro sol
sobre atras yerbas,
un atro aliento
va devantando una atra airera
sobre atros campos en silenzio.
Y veyemos mundos
que ya no son
que un zarpau de polvo en vuelo,
breu fumo;
recuerdos.

Chuan Chusé Bielsa

1/13/11

Poesía en aragonés

Muller de l'alma

Año nuevo que viens como una novia
que nos agafa d'o brazo,
misteriosa, y nos leva
enta olas luminosas
en países d'amor,
y nos diz parolas en a orella
frescas como fuens femeninas,
musica en l'augua.

Año nuevo, y viens tu,
muller soniata,
como un camín feito de días
que marcha enta la mar
d'o tiempo, tota plena viens
d'una frescor de luminarias
de plevia, tota vestita
y tota espullata, alta armonía,
tota chupita de gotetas
de belleza _estrelas en o corazón_,
bien rebutita d'inozenzias,
plena d'ilusions nupzials,
tota plena de bautismo
dende un fundo cuerpo
escoscato en amors nuevos,
plena de blancors,
tota plena de tactos
que son besos.

Con tu vienen labios
(¿u son flors?) y silenzios
que fablan con ritmos
que danzan y viven,
inmaculata viens, zanzera
y mullata por rosas,
baxo ruxiatas de perfumes
y caminando libre
por os campos en calma,
umedas as mans y l'aniello perlato;
como a mesma alba
d'a vida viens tu, como montaña
que se devanta orando
enta o melico d'os zielos.

Año nuevo, y viens tu,
muller soniata,
plena de días
y d'espazios,
plena de zeños
d'asperanza,
perén lexana,
choven y viella, perén polita,
tota infinita,
presén siempre en a distanzia,
eterna amiga,
eterna aimata,
muller de l'alma.

Chuan Chusé Bielsa

1/1/11

Que tiengaz un buen año 2011

Radiz en calma

Añada nueva.
¡Quí no tenese deseyos,
perén aguaitando lo Silenzio!
Güellos calmos, feliz Tierra.
¡Quí vivise en ixe universo
que a vegadas suenias, no pensando,
que a vegadas trobas, no buscando!

Quí fuese muller soniando
allena a o tiempo
a o canto d'una mar fresca,
a o canto d'una mar d'estrelas
u disiertos, a o canto
d'una vida sin de buegas,
contemplando
lo melico d'a esistenzia,
güellando, trobando lo que aimamos
dende o mesmo barandau
d'as inozenzias,
dende finestras
feitas d'auguas nuevas
que se fuesen ubrindo bataleras enta os espazios
d'infinitos paisaches de nineza,
como chardins y fuens que dende a mesma
alma d'a luz fuesen brollando,
no querendo, no pensando, sólo aimando,
amorosiando, fruitos dando.

Añada nueva.
¡Quí no tenese deseyos, aguaitando
lo Silenzio! Zielos calmos.

Chuan Chusé Bielsa