1/9/08

 

Pintura a l'olio de Chuan Chusé Bielsa - Fada amorosa

Pintura a l'olio de Chuan Chusé Bielsa



YES ALBA

Y yo que creyeba os míos güellos
güellos ta o yermo,
a mía casa de piedras amarillas
besando lo silenzio,
una finestra con beires decoratos por o polbo,
cruz robinata de fierro.
Y yo que creyeba la casa mía
casa ta os muertos,
y yo que creyeba la cambra mía
fosqueta sin deseyo,
alufrando ta siempre purnetas bandiatas en a luz
d’un sol sin de tiempo.
A mía casa en a fin de toz os cabos,
a mía falsa escobata por zierzos,
a mía falsa enta todas as tardadas,
besitata por bersos.
Y yo creyeba,
yo creyeba o mía día feito.

Yo que creyeba,
yo que creyeba...

Nunca no eba bista
una güellada como a tuya,
nunca no eba bistos
luz-maitín-güellos
que ban naxendo,
labios-mexiellas-eternidá fresqueta
que ban crexendo
como alba que brolla entre pueyos.
¿De dó biens?
¿De qué mundo-rosada iluminato?
Nunca no eba bista una polideza
como a tuya.
¿Qué aurora de luz ye a tuya casa de misterio?
¿Por qué o sol d’a tuya fren
puede emplir y arruxiar d’oro
a falsa ya en o escuro y en o bueito?
¿Qué dios abita en as ninetas d’os tuyos güellos?
I s’ubren todas as flors de l’amanexer.
¿Qué estrel de día nuebo
brila y sonrisa agora en iste zielo?
Por el oblido
a mía casa arrodiata d’allagars amarillencos,
a sabor y o tauto
d’as crebazas d’o disierto,
y siento una boz secreta y funda
dizindo: “Abrás tu tamién o tuyo suenio”.
He oblidato a mía muerte,
yo que creyeba os míos labios xutos ta besos,
xutos ta siempre,
yo que creyeba las mías mans
aspras t’amorosiar güembros,
que creyeba o mío danze
danze sin d’ocheto.

Yo que creyeba,
yo que creyeba...

S’entrebeyeban parellas con chuegos d’amors
entre tascas y flors en os chardins,
s’oloraban fuens y besos de parellas,
bebeban en amor besos.
I feba o día goyo,
día crexendo,
pero lo mío día ya iba enta ibiernadas,
pero lo mío día
día d’agüerro,
y sentiba la sabor en os güesos
de todas as tardadas comtemplatas en silenzio,
y amorosiaba las clarors cansas
con as que chuga o sol zaguero
en os cantons d’as falsas.
Pero a luz de maitín d’os tuyos güellos,
como una albada,
esbeilando lo mío reloch quieto,
como rayadas u estreletas blancas
puyando por o barandau d’a escura casa
enta la falsa sin de besos.
O mío día crexe,
muerte morindo y alba naxendo,
y acarizio sobre a yerbeta fresca
o tuyo femenino cabello negro,
y beso los labios tuyos pintatos
de delicato rosa
baxo churros multicolors de luz,
allá en alto biacha un luzero.
Y apoyo lo güembro mío
contra lo tuyo güembro
y como augua beso y bebo
a tuya piel sentindo lo bater mistico
d’o Misterio.
¿De dó biens?
¿Amán de qué astro abitas y quí te dio a luz?
Yo no en sé cosa.
No eba bista denantes ixa luz en unos güellos,
ixos güellos retallatos
y a o mesmo tiempo
acubillando espazios,
unibersos.
Nunca no eba bista una feminidá
como a tuya.
O tuyo amanexer alumbró lo mío corazón
tot sanzero,
bines enta yo y te güellé,
oblidé o yermo,
m’inundés d’augua luminosa,
dixé a mía casa,
oblidé as nueis,
todas as nueis d’o mundo,
oblidé as desasperanzas,
todas as desasperanzas en o mundo.
Bines enta yo y te miré.
Y me’n lebés enta o tuyo día.


Chuan Chusé Bielsa

 

Nota.- Poema escrito orichinalmén en aragonés fa muito tiempo, en 1994. Yera inedito dica agora y se publica en iste blog por primera begada.