9/23/07

 

Tardada - Ilustrazión de Chuan Chusé Bielsa

Debuxo de Chuan Chusé Bielsa


TARDADA

Poema en castellano-aragonés

Daré mi libertá,
àhura que no soy que
sombra de tronada,
vagamundo
mascarando el disierto
que tanto amé,
àhura que no soy que
llovida en el camino fondo,
olores de lana chupida,
tremoncillos humèdos,
la frescor del polvo foradau,
gotillones
de misteriosas mares,
àhura que no soy que
rodera barrosa u canta de boira,
cierzo libre en las planas,
esprito que lo ha dejau to'
y bebe amorrau
a los caños de los cielos,
u en las canales
d'aguas con sabor a tierra de ganaus,
àhura que ya no me cal
la pelleta que vestiba,
ni las palabras
arreplegadas en la escuela,
ni hasta los amaus
y viejismos libros que alzaba en l'arca,
ni los tesoros
que s'arrejuntaban en las falsas
y qu'eran _iciban_
trastes u estapencias,
àhura que ya no son precisas
esperanzas
pa' ir empentando por la vida,
iciban que calían,
no,
no era asinas,
àhura que no soy que
esprito-yerba de los ribazos,
el cierzo esvolaciando,
bandiando los ababoles a la tardada,
dance
de corazoncicos coloraus,
(el cierzo ya viste el cuerpo que logué).
Venderé l'ajena luminaria que me llenó los ojos,
ofrezco àhura
un sospiro celeste a cada sargantana
dondiando
en las crebazas de los mases
escachaus,
vanto palacios habitaus por los sueños
con las piedras espaldadas.
Doy àhura
to's los afalagos que guardaba
a la rabosa que un día amedrenté
desde lo alto d'un cabezo,
a los gaticos que afogaban en los pozos,
a sus dispreciaus cuerpecicos,
u a la paz de los güesos de la caballería,
como adormida
en la faja yerma d'un varello,
bonico camposando al canto'l cielo,
al emparo de la lapìda de los montes,
aparando
las rayadas d'un amoroso sol de primavera;
s'escampaban allá
olorías a rumero
arrodiando la coscarana,
medraba allá la eternidá,
y unos cielos se vantaban
más que azules allá en lo alto
a la tardada,
y una calma grande y un silencio,
oraciones-cantas de pajàros.


Chuan Chusé Bielsa